domingo, 16 de diciembre de 2012

El camino de las casualidades

Donde me llevaron...
Donde me tienen...
Donde me llevaran al  fin...


Las casualidades... ya no dependemos de ellas, aunque ellas insistan en aparecer una y otra vez, como si no quisieran que nos olvidemos de ellas, como marcando el hecho que el principio de todo fue por eso...

Lo nuestro ya camina solo, pero no somos mal agradecidos, las casualidades nos unieron, y no lo olvidaremos nunca.

Camina solo... así es, día a día esto crece, avanza hacia lo que nos tenga preparado el destino, algo que creemos que es lo mismo que nosotros deseamos: el amor, la compañía deseada de todos los días, un futuro juntos...

Esas cosas que todos quieren pero pocos tienen.
Cosas que nosotros creemos tener ahora y en el futuro.
Cosas en las que confiamos.
Cosas que no nos han costado casi tenerlas, que se han dado de manera natural y fluída, 
Cosas a disfrutar...